Selección de idioma


Crea Business Idea


Navegación principal


Submenu Kit creativo

Kit Creativo


Subscribase a nuestro boletín electrónico

Newsletter Boletín electrónico

Si desea recibir nuestro boletín de noticias, por favor, cumplimente el siguiente cuestionario.

Nombre:
Email:
Acepto el Aviso legal y política de privacidad.

Contenido

Documentos de creatividad

Crea Business Idea
Fecha: 2012-09-19

El viernes pasado y por un cambio de horario en la mudanza que debía emprender me encontré tomando café con tres amigos en la terraza de una cafetería. El grupo era interesante Dani y Álvaro, músicos de vocación y con largos años de trayectoria y Luismi, pintor, director de cine y diseñador gráfico. Siempre presumo de rodearme de gente interesante con los que crecer. La charla amena derivó en las técnicas creativas que habíamos usado recientemente Luismi y yo para poder desbloquear un proyecto común. El uso de los dados cuenta historias lo había sustituido por la búsqueda al azar de versos en un libro a la manera de las “Suertes Virgilianas” y esto me dio pie a escribir este artículo. ¿Qué era eso de las Suertes Virgilianas? ¿Por qué ese nombre? ¿Qué tenía que ver con la creatividad?

Las “Suertes Virgilianas” consisten en abrir al azar las obras de Virgilio, en especial la Eneida e interpretar las primeras palabras que se ofrecían a la vista, esto se hacía con afán adivinatorio como ayuda en la toma de decisiones. Se recoge en la definición de Suerte en la RAE. Octava acepción.

Rápidamente relacioné esta técnica con la de Palabras forzadas de Charles S. Whiting (Creative Thinking, 1958) que se suele usar dentro de Brainstorming para impulsar de nuevo la generación de ideas a través de la relación forzada del tema a tratar con una palabra al azar o la lista de palabras de Kent y Rozanoff. En todas ellas se intenta cambiar la perspectiva del pensamiento, lograr el pensamiento lateral en el cual el cerebro se permite fluir a través de unas nuevas circunstancias, unos nuevos actores o entorno menos lógico del habitual.

Sobre las Suertes Virgilianas ya se puede leer en 1639: “Muy usado fue entre los Gentiles el sortear por letras. De Dionisio refiere Plutarco que sorteó por letras si sería Rey o no. También fue muy usado otro género de suertes que llamaban suertes Virgilianas y eran en esta forma: Abrian el libro de Virgilio y el primer verso que se les proponía a la vista ese romavan por agüero y de allí sacaban y componían y aun colegian la fortuna que habían de tener prospera o adversa. Lo mismo hacian con los versos de Homero.”

Fundacion historica de los Hospitales que la religion de la Santissima Trinidad, Redempcion de Cautivos, de Calçados, tiene en la ciudad de Argel (Francisco Antonio Silvestre. 1689) Leer libro.

Este recurso creativo, en la antigüedad usado como método adivinatorio y en la actualidad como una técnica creativa para ayudar en los bloqueos inspiradores, se ha usado mucho en las artes literarias por parte de infinidad de autores aunque dejadme destacaros una anécdota en concreto.

Uno de los primeros grandes humanistas, Francisco Petrarca, italiano del siglo XIV, escribía en latín y era sumamente erudito. Cuentan que en 1336 subió a la cima del Monte Ventoso, de 1900 metros de altura, en la Provenza francesa. Desde allí contempló un panorama maravilloso y quedó en extasís. Abrió el libro que llevaba consigo, Las Confesiones de San Agustín y eligió un párrafo al azar.

«Viajan los hombres para admirar las alturas de los montes y las ingentes olas del mar y las anchurosas corrientes de los ríos y la inmensidad del océano y el giro de los astros y se olvidan de sí mismos».

Impactado por lo profundo de este mensaje, emprendió en silencio la bajada. Al llegar ya bien de noche a su hospedaje en el pueblo al pie de la montaña, escribió una carta que se hizo famosa y sigue dando que hablar. Se trata de uno de los primeros relatos detallados sobre montañismo. Pero además una alegoría de la vida. Petrarca toma el ascenso a la montaña como un modelo de la vida humana, donde hay senderos estrechos y difíciles y caminos anchos y fáciles. Reconoce que su hermano siempre tomaba el camino más áspero mientras él prefería el más fácil. El símbolo de esta división de caminos es la Y. Dice que Pitágoras inventó esa letra, que no es esencial para la escritura, pero es muy útil para la vida. La base de la Y puede entenderse como la juventud y las dos ramas como las opciones morales que se presentan en el camino de la persona, la derecha hacia el bien, la izquierda hacia el mal. Para los políticos, corrupción a la derecha, honestidad a la izquierda.

En realidad la carta no fue escrita en una noche sino que llevó varios años. Jamás llegó al destinatario que murió sin haberla recibido. Era para un monje agustino que le había regalado el ejemplar de «Las confesiones» que llevaba en la mano. A propósito, San Agustín en ese libro narra su conversión y dice que abrió el Evangelio al azar y leyó una frase de la Epístola de Pablo a los Romanos, que lo impulsó a convertirse. Fuente: El nuevo diario. Nicaragua

A partir de aquí espero ir publicando retazos de la Historia de la Creatividad si es interesante para los lectores, claro.

Enlace: http://www.proyectateahora.com/las-suertes-virgilianas-historia-de-la-creatividad-i/

Fuente: www.proyectateahora.com